¿Qué es sexo tántrico?

sexo tantra

¿El sexo tántrico es una práctica mística?

El sexo tántrico a menudo es visto como una forma mística y exótica de la práctica sexual. Más allá de eso, el sexo tántrico puede beneficiar a las parejas que luchan con los compromisos del día a día y, especialmente, con una vida sexual aburrida.

En la era moderna el sexo se ha convertido en una rutina para muchas personas debido a un estilo de vida estresante, así como un suceso ocasional para otras que no están interesadas ​​en las relaciones reales debido a la cultura del «desliza y queda». Para algunas de ellas el sexo puede convertirse en tal fuente de frustración que llegan a evitar las relaciones sexuales por completo. Todo esto añade tensión a las relaciones y acaba con la intimidad; además, la vida sexual en las relaciones a largo plazo puede volverse aburrida si no se añaden novedades o se mantiene un cierto toque de excitación. Por lo tanto y para beneficio de tus relaciones, el sexo tántrico es una excelente elección para mejorar tu vida sexual y reconectar con tu pareja, e incluso si estás contento con ella, esta práctica puede mejorarla todavía más. Si lo probáis podéis descubrir un mundo completamente nuevo y excitante.

En el sexo tántrico, la vagina se conoce como YONI y el pene como Lingam. Se logra una conexión mental intensa meditando juntos antes y durante el acto sexual, si tus pensamientos vagan, los devuelves al momento presente. El propósito del sexo tántrico está en la experiencia holística del cuerpo y la sexualidad en lugar de solo en el orgasmo. Este tipo de sexo es, en esencia, lo opuesto al sexo occidental, ya que no se trata del orgasmo sino de la totalidad de la experiencia sexual lo que se persigue. Durante el sexo tántrico es primordial relajarse, estar en el aquí y ahora y practicar contactos suaves. La penetración y el orgasmo son secundarios. Además, debido a la penetración retrasada, el orgasmo dura más tiempo y es mucho más intenso.

7 consejos sexuales tántricos:

  1. Prepara la escena

Entra en el estado de ánimo adecuado mediante la incorporación de rituales eróticos. Esto puede realizarse de muchas maneras diferentes, por ejemplo, preparando el espacio como un santuario con velas, almohadas y música suave. Lo más importante es que hagas que el sexo se sienta un evento especial.

  1. Comienza respirando

Al igual que con el yoga, el tantra comienza y se centra alrededor de la respiración. Toma una respiración completa por la nariz; con la inhalación llena tu vientre de aire, luego exhala; al colocar las manos sobre el abdomen debes sentir cómo se expande al inhalar y cómo se reduce al exhalar. Practica la técnica de la respiración abdominal un par de veces antes de incorporarla a la práctica sexual para que se sienta fluida y natural.

  1. Contacto visual

El contacto visual os ayudará a sentiros más cerca durante el sexo. Centrándoos el uno en el otro. Tradicionalmente se hace mirando a su ojo izquierdo, pero se puede mirar a ambos si resulta más cómodo.

  1. Masajes

Daros el uno a la otra breves masajes eróticos. Por ejemplo, puedes pedirle a tu pareja que te dé un masaje en los pies durante dos minutos, y luego haces lo que tu pareja desee durante dos minutos. Durante tu turno, puedes dar retroalimentación a tu compañera. Después, cuando sea su turno, anímala a hacer lo mismo.

  1. Presta atención al movimiento de tu cuerpo.

Piensa en lo que se siente al mover ambos cuerpos juntos, y trata de no juzgar nada de lo que percibas ni compararlo con experiencias previas, solo concéntrate en lo que estás sintiendo en ese momento concreto. Esta es una buena forma de poner la mente en blanco y dejar ir el pensamiento. 

  1. Prueba el Yab Yum

Hay una postura tradicional tántrica llamada Yab Yum que podrías desear probar, ayuda a alinear las energías necesarias para una poderosa conexión tántrica de amor. Pídale a tu pareja que se siente en el suelo con las piernas cruzadas, frente a ellas, súbete en la parte superior y coloca tus piernas alrededor de su cuerpo; si lo necesitas puedes poner una almohada debajo.

  1. Retrasar el orgasmo

Permanecer en un alto estado de excitación también puede ayudar a las personas a experimentar orgasmos energéticos u orgasmos sin eyaculación. Retrasar un orgasmo significa que te acercas al borde de este solo para retroceder y retrasarlo.

Practica el llegar hasta el punto del orgasmo, detente y comienza de nuevo. Luego, cuando estés con tu pareja, podéis turnaros para alcanzar el clímax, dar marcha atrás y luego volver al orgasmo antes de rendiros completamente a los fuegos artificiales.

kamila

Author kamila

More posts by kamila

Leave a Reply