mujer-sanacion-vaginal

Qué es el masaje vaginal?

A través de los traumas, el “yoni” ( léase, los genitales y el vientre femeninos en sánscrito), pueden perder la sensibilidad y capacidad de respuesta. Por lo que se reprime la experiencia de un placer amplio o incluso de cualquier atisbo de placer durante la penetración.

Tales problemas son a menudo sexuales pero también pueden no serlo en absoluto. Podría haber más de una causa que provoque que la vagina, o alguna de sus partes se cierre.

El masaje vaginal en una práctica tántrica es la última parte del masaje tántrico de cuerpo completo. Es un proceso terapéutico que sirve para reanimar la vagina y recuperar la conexión con una misma, con su cuerpo y su esencia.

Al tiempo que esta curación profundiza habrá una tendencia en aumento de que se necesite menos liberación. Se dará más el movimiento hacia la experiencia de expandir el placer y la propia capacidad de placer.

Masaje vaginal como parte del masaje tántrico

El poder del trabajo corporal tántrico, o masaje tántrico, que culmina en un masaje vaginal se basa en el reconocimiento de algo que la educación médica en boga en el Reino Unido y muchos otros paises ha perdido. El tantra cree que los problemas y traumas no resueltos tienen energía, y esa energía encuentra cobijo en tu cuerpo.

El cuerpo es un almacén de problemas emocionales no resueltos. A través del trabajo corporal tántrico encontraremos los lugares donde estas energías permanecen escondidas y dormidas como animales en sus guaridas. Al encontrar estos espacios, en cualquier parte del cuerpo, no sólo en la vagina, encontraremos el almacenaje de los propios traumas.

Por ello el masaje tántrico no sólo incluye el masaje vaginal/”lingam” sino un trabajo en nuestro cuerpo entero que será progresivo y culminará sólo con el consentimiento completo de nuestro recipiente.

Demostración de curación a través del masaje yoni

En la ciencia occidental, el estándar primordial de investigación es conocido como juicio ciego. Un recipiente sigue el tratamiento mientras otro sólo un placebo y ni el que lo administra ni el recipiente saben quién es el que recibe la terapia.

Sin embargo, en la medicina tántrica ese tipo de estudios no son concluyentes. El paciente no puede recibir un falso masaje vaginal, como se da una pastilla, sea o no sea una pastilla real. Sí se pueden comparar resultados de mujeres con problemas similares y que probaron diferentes tratamientos para establecer un validez aproximada del masaje vaginal comparado con otras terapias.

Desafortunadamente, no estoy enterada de estudios de estas características sobre el masaje vaginal. No soy una investigadora académica. Por lo que yo sé, la investigación en este campo es meramente anecdótica pero los resultados que yo veo como profesional del masaje tántrico pueden ser tan increíbles que nos es difícil no ser persuadidos por el poder de la curación mediante masaje tántrico.

A menudo las mujeres que vienen para un masaje vaginal han intentado terapias basadas en hablar de ello, pero no pudieron encontrar la solución a sus problemas. Cuando estas mujeres informan de que han experimentado un cambio significativo como resultado de un trabajo corporal, (y yo misma los he visto muchas veces), la afirmación de que en la medicina convencional se pierde alguna parte cobra fuerza.

El análisis personal de estas mujeres que reconocen el poder de curación del masaje tántrico, que han visto cambios tangibles en sus vidas y vuelven a seguir curándose son mi forma de evidenciar su eficacia. Pienso que el cliente es el mejor juez para probar resultados, ya que ellas vienen a mi con el problema.

No puedo decir que haya evidencia científica, sino que es una evidencia basada en la experiencia, y es bastante persuasiva. Nadie cuestiona la efectividad de la estimulación eléctrica en un masaje cardíaco, aunque no haya un estándar ciego sobre ello.

Masaje vaginal y terapia discursiva

Si el trauma emocional yace en el nivel mental, se puede esperar que una terapia discursiva habilidosa pueda ser efectiva. No estoy en contra de este tipo de terapias, algunas llegan a un nivel profundo de la mente.

Estos acercamientos particulares pueden ser poderosos también, pero no creo que enfoquen el problema de manera pertinente. Observo problemas emocionales como energías no resueltas que entran en círculos viciosos.

Puedes tener una familiaridad con este concepto hasta un punto. Por ejemplo, cuando un problema da vueltas y vueltas en tu cabeza. Es un círculo energético, no una metáfora. Estas energías necesitan moverse, pero no pueden, porque están atrapadas. Al final se convertirán en una maraña física, literalmente un lío enterrado en nuestro cuerpo.

Los traumas emocionales no tienen su cobijo en la mente. No son hechos cerebrales, aunque puedan abarcar expresiones cerebrales. Hasta dónde mi conocimiento alcanza, para encontrar un lugar en el que se muevan y se descarguen, lo mejor es llegar a un nivel somático de energía. Por eso la curación tántrica puede ser tan efectiva, porque acerca tus emociones no resueltas al nivel en el que están descodificadas en tu cuerpo.

Es como si el cuerpo fuera una biblioteca de historias sin fín. El masaje tántrico actúa como una máquina que busca localizar estas historias, y las saca afuera, dejando que finalicen y se cierren. Este es un proceso de conocimiento profundo.

A partir de este análisis parece probable que las terapias discursivas sean más productivas después de un trabajo vaginal, o en paralelo. Hablar de ello, cuando ya se ha liberado el problema, puede ser beneficioso para algunas mujeres.

¿Te gustaría también aprender más sobre sexo consciente? En este siguiente artículo sobre Los 9 principios de sexo consciente

————————

Este texto apareció por primera vez en Tantric Healing Therapy
https://tantrichealingtherapy.com/blog/yoni-massage-healing-trauma

Traducción: DetoxEmocional.info
Foto de la portada: Image by StockSnap from Pixabay

kamila

Author kamila

More posts by kamila

Leave a Reply